Pensar después de Auschwitz

13,94 €

El campo de exterminio es el escenario donde podemos observar el final lógico –y no un simple corte accidental– del proyecto y dinámica del régimen nazi, una síntesis de prejuicios y utopía atestada de los recursos que la modernidad había construido, y que constituye el rasgo más distintivo del proyecto político del nazismo y, por consiguiente, de la experiencia fascista en su conjunto.

Cantidad

El campo de exterminio es el escenario donde podemos observar el final lógico –y no un simple corte accidental– del proyecto y dinámica del régimen nazi, una síntesis de prejuicios y utopía atestada de los recursos que la modernidad había construido, y que constituye el rasgo más distintivo del proyecto político del nazismo y, por consiguiente, de la experiencia fascista en su conjunto. En ese escenario habrá de representarse el sentido de pertenencia a la comunidad racial y el ejercicio de una voluntad absoluta sobre quienes carecen de privilegio.

Espacio de advertencia a los disidentes, pero también de ejercicio visible de la libertad de la comunidad racial alemana; el campo de concentración pasa a ser una gran fábrica de conciencia para incluidos y excluidos, una maquinaria de construcción de la imagen de la comunidad que se expresa constantemente. El campo de concentración es inseparable de la nueva organización del poder, y por ello no puede ser reducido a una mera cuestión de modernización penitenciaria. De igual forma, su funcionamiento -que posee los factores de un lógica productiva, de la preservación del orden y de la expresión simbólica de la plenitud de la libertad comunitaria sobre sus adversarios- no es separable de la experiencia fascista. Y, aunque dispuso en Alemania de sus elementos más atroces y consumados, tiene en todas las manifestaciones del fascismo europeo expresiones similares.

9788496356047

Ficha técnica

Número de páginas
232
Formato
15 x 21,5 cm
ISBN
9788496356047